10 paraísos para el submarinismo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el "análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Viaja tranquilo con nosotros

10 paraísos para el submarinismo

viernes, 04 de septiembre de 2015

10 paraísos para el submarinismo

¿Quieres bucear entre tiburones, nadar entre buques de guerra, o conocer los arrecifes más espectaculares? Sea cual sea tu sueño como submarinista, lo podrás hacer realidad con estas 10 propuestas.

El Gran Agujero Azul de Belice (Centroamérica)

El legendario oceanógrafo Jacques Costeau fue el gran impulsor de este lugar de submarinismo. El Gran Agujero Azul tiene una anchura de 300 metros y 124 metros de profundidad. Sus aguas esconden meros gigantes, tiburones de punta negra e infinidad de cuevas para explorar. No es de extrañar que sea ‘la Meca del submarinismo’, pues la Barrera de Coral de Belice ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Precio: 255 dólares por persona, en salidas de 10 horas, con inmersión incluida en el Gran Agujero Azul.

Islas Okney (Gran Bretaña)

Entre 1914 y 1939 las Islas Okney fueron base de la marina británica. Sus aguas han vivido dos Guerras Mundiales, por lo que en el fondo marino se puede bucear entre buques militares alemanes y británicos. Entre ellos están 74 navíos de la Marina Imperial Alemana, que fueron hundidos por órdenes del alto mando germano para no entregarlos a los vencedores de la Primera Guerra Mundial.

Precio: a partir de 80 libras, incluyendo guía y equipo de buceo.

Maaya Thila (Islas Maldivas)

Los submarinistas más osados tienen su destino ideal en Maaya Thila. En sus canales, que conectan con el Océano Índico, se concentran tiburones grises, atunes, carángidos y otros depredadores. La noche es la hora de los más valientes, que si lo desean pueden bucear entre escualos y barracudas.

Precio: a partir de 100 rupias con guía y equipamiento.

Riviera Maya (México)

Dos Ojos es un sistema de cavernas subacuáticas, de 80 kilómetros de extensión. Situado en plena Riviera Maya, estas cuevas son visitadas por cientos de turistas a diario. Las aguas turquesa del Caribe acogen esta maravilla submarina, en uno de los centros turísticos más activos de la región.

Precio: a partir de 300 pesos por inmersión, equipamiento y guía incluidos.

Gansbaai (Sudáfrica)

Los tiburones blancos son el rasgo distintivo de esta bahía africana, así como el principal atractivo para el submarinismo. Si crees tener el valor suficiente, puedes sumergirte en sus aguas para contemplar de cerca a estos depredadores (que pueden pesar hasta dos toneladas), con la protección de una celda de acero, claro está.

Precio: a partir de 1.450 randes la inmersión en jaula anti tiburones.

Isla de Coco (Costa Rica)

Los fans de Parque Jurásico sin duda reconocerán esta isla. En Coco no hay dinosaurios, pero sí 500 kilómetros de costa que todo submarinista debe visitar, al menos una vez en su vida. El tiburón martillo, el tiburón ballena o el tiburón de punta blanca comparten aguas con delfines, orcas y hasta 300 tipos distintos de peces.

Precio: a partir de 5.000 dólares los cruceros organizados, incluyendo siete días de inmersiones.

Gran Barrera de Coral (Australia)

Para muchos Australia es el paraíso del submarinismo, gracias sobre todo a la Gran Barrera de Coral. Esta maravilla natural (declarada Patrimonio de la Humanidad) ocupa más de 2.000 kilómetros de costa, y ofrece todo tipo de actividades para los amantes del submarinismo, el buceo y el esnórquel.

Precio: a partir de 60 dólares la inmersión, con guía y equipamiento.

Kona (Hawái)

A pesar de medir ocho metros y superar los mil kilos de peso, las mantarrayas son completamente inofensivas para el hombre. Por eso resulta espectacular bucear entre ellas, y el lugar idóneo para hacerlo es el distrito de Kona, en Hawái. El mejor momento de inmersión es por la noche, ya que la luz artificial atrae a las mantarrayas hacia el plancton, su alimento.

Precio: a partir de 145 dólares la inmersión nocturna, equipamiento incluido.

Sipadan (Malasia)

A pesar de no ocupar más de 12 hectáreas, esta isla malaya ofrece uno de los hábitats marinos más ricos del planeta. Sipadan parece anclada en el tiempo, y mantiene intacta la belleza de su arrecife de coral, formado por el cráter de un volcán submarino, extinto hace miles de años.

Precio: a partir de 95 dólares con guía y equipamiento.

Islas Medas de la Costa Brava (España)

A menos de dos kilómetros de las playas de la Costa Brava se encuentran las Islas Medas, un pequeño archipiélago compuesto por siete islotes. Un auténtico tesoro para el submarinismo, con más de 20 hectáreas que, por su flora y fauna, son una de las reservas más importantes del Mediterráneo Occidental.

Precio: a partir de 54€ por inmersión, equipamiento incluido.  

Y si después de bucear se abre tu apetito, te proponemos 8 destinos geniales para ‘foodies’.

Disfruta del submarinismo con total tranquilidad, gracias al mejor seguro de viajes. Los seguros de viaje de AXA Assistance te ofrecen la mejor cobertura, en cualquier lugar del mundo.









Artículos relacionados

CALCULA TU SEGURO

Origen            España

Destino

Salida

Regreso

Fecha del viaje
Total personas aseguradas
+
-
Asegurados mayores de 65 años
+
-

Cargando