Ruta por Croacia en coche | AXA Assistance

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el "análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seguros de viaje

Seguro de viaje

AXA Assistance Seguros

Seguro de viaje / Seguro de viaje anual / Seguro esquí / Seguro visado Rusia / Seguro estudiantes / Seguro de cancelación / Visa Schengen / Seguro de negocios

Ruta por Croacia en coche

Ruta por Croacia en coche

Publicado el 03/08/2016

Croacia, ubicado en el centro de Europa, cuenta con mucho que ofrecerte a nivel cultural o arquitectónico. Realizar una ruta en coche por Croacia es perfecto para verano, sus playas rocosas y tranquilas con aguas cristalinas, las pequeñas villas o sus parques naturales, serán algunas de las actividades que podrás realizar.

Lo más recomendable para empezar nuestra ruta por Croacia, es volar hasta Dubrovnik, alquilar un coche en el aeropuerto y realizar una ruta hasta Pula, también puedes realizar el intinerario al revés, eso ya será tu decisión. Pero lo que si te vamos a recomendar es que el billete de vuelta lo saques desde la ciudad que termine tu recorrido por Croacia en coche.

Día 1: Dubrovnik:

Es una de las ciudades más pequeñas de Croacia, por lo que no nos llevará mucho tiempo visitar la ciudad. Conocida como la perla del Adriático, Dubrovnik es una de las ciudades costeras de la nueva Croacia más visitadas y fue declarada Patrimonio de la Humanidad.

Una vez alquiles el coche, pon rumbo a la zona de las Murallas de Dubrovnik para disfrutar de unas increíbles vistas, podrás observar tres fortalezas, torres de vigilancia y la fortaleza Minceta,.

A pocos metros de la ciudad vieja te encontrarás con la Playa Gradska, espectacular, aunque muy transitada. Otra de las playas que no te puedes perder en la ciudad de Dubrovnik es Stevi Jakov Beach.

Visita la Isla de Kokrum que se encuentra a 20 minutos en ferry desde el puerto. Te recomendamos que en esta escapada a la isla, seas previsor y lleves agua y comida, ya que no encontrarás ningún sitio donde poder comprar.

Y para finalizar, cuando caiga la noche antes de irte al hotel a dormir, disfruta de una cena bajo la luz que desprenden los farolillos de la ciudad.


Día 2: Dubrovnik-Split:

La ruta que comprende Dubrovnik hasta la ciudad de Split será de unas 3 horas y es una de las rutas más populares que recorre la costa dálmata.

El viaje por la carretera costera es una auténtica maravilla donde vas a disfrutar de unas vistas al Mar Adriático asomando casi en cada curva que tomes. Te recomendamos hacer una parada rápida en Makarska, en su casco histórico puedes visitar el Convento Franciscano de la Santa Cruz y dirigirte a la zona más elevada para visitar la Parroquia de San Marcos y la Fuente Venecia.

Continuamos nuestra ruta por Croacia para llegar a la ciudad de Split, uno de los puntos fuertes del viaje, siendo la segunda ciudad más importante de Croacia.

Empezaremos nuestro paseo turístico entre las aguas del Adriático y sus muros, se encuentra el Palacio de Diocleciano, que fue declarado patrimonio de la Humanidad.

Día 3: Split- Isla Brac:

Este día tendrás que madrugar para poner rumbo al puerto de Split y coger un Ferry para hacer tu primera a una isla de Croacia. El Ferry tarda unos 50 minutos y puedes transportar tu coche.

Una vez llegues al Puerto de Supetar, podrás comenzar tu aventura por la isla dirección a la playa de Zlatni Rat, que es una de las playas más bonitas de toda la isla. Después de un bañito relajante en sus aguas más que cristalinas, te recomendamos hacer un poco de turismo y recorrer los pueblos de la zona: Supetar, Splitska, Postire, Sutivan, Milna y Bol.

Día 4: Isla Brac- Split- Zadar:

Después de visitar la magnífica Isla Brac, cogeremos otra vez el Ferry dirección Split para seguir recorriendo Croacia en coche y poner rumbo hacia Zadar.

Zadar es una ciudad de la costa de Dalmacia que te encantará. Una de las ventajas que tiene viajar a Croacia en verano es que puedes compaginar playa y turismo cultural.

Las playas de Zadar son conocidas porque son de piedras, te recomendamos que te compres los míticos escarpines, para no sufrir mientras andas.

Es imprescindible visitar Trogir, un pueblo marino de lo más peculiar, es pequeño por lo que se ve muy rápido y no te llevará mucho tiempo.

Y para terminar el día, ve a alguna de las playas que hay en Zadar y disfruta de un mágico atardecer que verdaderamente te sorprenderá.


Día 5: Zadar- Parque Nacional Lagos de Plitivice-Zadar:

El Parque Nacional Lagos de Plitivice está situado en la región de Lika, tan solo está a una hora y media de Zadar. Te recomendamos madrugar y llegar a primera hora de la mañana ya que es uno de aquellos lugares turísticos de Croacia muy transitados y el parking se va llenando rápidamente.

Las rutas por el parque están definidas en A,B,C,E,F,H y dos rutas K. Lo más recomendable es realizar la ruta H que dura entre 4 y 6 horas que comienza su recorrido desde la parte alta del parque. El recorrido está muy bien señalizado, con caminos en perfecto estado y pasarelas de madera.

En el interior del parque te encontrarás con 16 lagos formados de aguas vírgenes y transparentes con multitud de cascadas, entre ellas destaca una Veliki Slap, que es una auténtica joya de la naturaleza.

No hay dónde pernoctar en el parque, por lo que deberás volver otra vez a Zadar para poder dormir.

Día 6: Zadar- Playa Banjol-Rovinj-Pula:

Este día sin lugar a dudas será uno de los más largos ya que incluye visitar tres ciudades antes de llegar al destino final en el aeropuerto de Pula.

Coge el coche y te pon dirección Banjol para hacer una parada y relajarte en la playa, también recomendamos parar en Rovinj, que es considerado como uno de los pueblos más bonitos de Europa.  Rovinj es una ciudad pequeña y de ambiente de pueblo pesquero. Te recomendamos que visites su casco antiguo Stari Grad que es de lo más medieval y llegues hasta la Basílica de Santa Eufemia. Una vez allí podrás acercarte a las míticas plazas como la Piazza Matteotti, la Piazza del Ponte o la Piazza Grande.

Después de este pequeño “descanso” seguiremos nuestra ruta por Croacia para ponerle punto y final en la ciudad de Pula.

Pula es una ciudad muy bien conservada en la que destaca sobre todo su imponente anfiteatro Romano.

La duración del viaje dependerá de uno mismo, puedes prolongar estancia y adaptar las visitas según tus preferencias para visitar las ciudades más bonitas de Croacia.