Consejos para tus vacaciones en la Selva Negra

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el "análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Viaja tranquilo con nosotros

Consejos para tus vacaciones en la Selva Negra

jueves, 24 de julio de 2014

Consejos para tus vacaciones en la Selva Negra

¿Buscas un destino diferente para tus vacaciones? 

Descubre la Selva Negra, la zona boscosa más bella de Europa. 

¿Qué es la Selva Negra?

Schwarzald (su nombre en alemán) es un macizo montañoso que abarca 200 km, desde Karlsuhe hasta Basilea. Situada al suroeste de Alemania y en la frontera con Francia y Suiza, la Selva Negra recibe su nombre por la oscuridad de sus bosques: su densidad de abetos de hojas oscuras hizo que los antiguos romanos la llamasen Populus Nigra ('Pueblo Negro').

Qué ver en la Selva Negra

Tu primera visita a la Selva Negra ha de durar al menos una semana, para así disfrutar al máximo de su belleza. Lo más recomendable son sus zonas de interior: pueblos sacados de cuentos de hadas, rodeados de la mejor naturaleza. No te puedes perder Triberg y sus famosas cascadas; o Gengenbach, digno de un relato de los hermanos Grimm con sus casas de madera. Conoce también Furtwangen, una región de artesanos relojeros. Cerca de allí está la fuente del Breg, donde nace el Danubio, el río más largo de Europa. Y por supuesto has de ver los lagos Titisee y Schluchsee, para bañarte en ellos o pasear rodeado por las montañas.  

¿Qué ropa me llevo?

En la Selva Negra hay un clima variado. Recuerda que aunque vayas en verano el frio es habitual a primeras horas de la mañana, así que no olvides chaquetas de entretiempo y sudaderas. Utiliza zapatillas deportivas, perfectas para los recorridos por la naturaleza. ¡Ah! Completa la maleta con chubasqueros para las ocasionales tormentas veraniegas.

Documentación y dinero

Aunque el DNI es suficiente para viajar por la UE, te recomendamos llevar también tu pasaporte, así como la Tarjeta Sanitaria Europea. La Selva Negra incluye tres países: Francia, Alemania y Suiza. Los dos primeros tienen el euro como moneda oficial, mientras que en Suiza se utiliza el franco suizo. 

¿Cómo llegar?

La Selva Negra está rodeada de aeropuertos internacionales, así que escoge el que más se adapte a tus necesidades. Tienes vuelos directos desde unos 270 € (ida y vuelta), y si no te importa hacer escala podrás conseguir precios más económicos. Como aeropuerto el de Frankfurt es una buena elección, aunque también podéis alquilar un coche y desplazaros desde Zúrich, Múnich, Stuttgart, Basilea o Estrasburgo. 

Alojamiento

Nuestro consejo es que optes por un apartamento. Los niños lo pasarán en grande si alquilas una cabaña en el valle de Rench o en la ciudad medieval de Gengenbach. Si lo que quieres es relax en plena naturaleza, busca alojamientos en Bad Peterstal-Griesbach y Bad Rippoldsau-Schapbach, famosos por sus balnearios. 

Moviéndote por la Selva Negra

El coche de alquiler es la mejor opción para un recorrido más pausado, algo indicado si te acompañan niños. Lo más recomendable es reservarlo con antelación y recogerlo en el mismo aeropuerto.

¡Disfruta en la Selva Negra con nuestras recomendaciones! Si además quieres evitar imprevistos, y tener cobertura ante problemas médicos o de cancelación del viaje, contrata tu seguro de viaje con AXA Assistance: tendrás las mejores coberturas por muy poco dinero. ¡Calcula tu presupuesto y contrata online!










Artículos relacionados

CALCULA TU SEGURO

Origen            España

Destino

Salida

Regreso

Fecha del viaje
Total personas aseguradas
+
-
Asegurados mayores de 65 años
+
-

Cargando