Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estudiar en Estados Unidos: el sistema sanitario

Estudiar en Estados Unidos: el sistema sanitario

Publicado el 10/12/2015

Si estás planeando un viaje de estudios a Estados Unidos, necesitas un seguro privado para acceder a la atención sanitaria. Te explicamos todos los detalles a continuación.

El sistema sanitario de Estados Unidos

·  La atención sanitaria de Estados Unidos se encuentra entre las mejores del mundo. A sus excelentes profesionales se suma la tecnología más puntera, los tratamientos más avanzados y los centros mejor preparados del planeta.

·  Alcanzar ese nivel tiene una consecuencia directa: unos precios astronómicos. En Estados Unidos una operación de apendicitis cuesta 30.000 dólares, y una intervención de urgencia por infarto, 100.000 dólares. Incluso una sencilla visita al médico de cabecera puede costar 1.000 dólares.

·  En Estados Unidos la atención médica es, por tanto, esencialmente privada y no universal. Existen dos programas públicos, Medicare y Medicaid, pero están destinados a mayores de 65 años, minusválidos, enfermos terminales y personas sin recursos. El resto de la población recibe atención sanitaria por medio de seguros privados.

·  Estados Unidos no tiene convenios sanitarios con otros países, ni tampoco en materia de estudiantes extranjeros. Por tanto, si vas a estudiar en este país, es fundamental que contrates un seguro privado antes de comenzar tu estancia lectiva.

Asistencia sanitaria para estudiantes extranjeros

·  En caso de requerir atención médica, se le exige al estudiante que abone los costes de antemano, o bien que proporcione la acreditación de un seguro médico, donde dichos costes queden cubiertos.

·  En situaciones graves o ingresos hospitalarios, las autoridades requieren un depósito anticipado, por valor de varios miles de dólares. En caso de no ser abonado dicho depósito, el hospital no acepta el ingreso del estudiante.

·  El impago de los gastos médicos conlleva la anulación del visado del estudiante, el bloqueo de su renovación e incluso una demanda judicial contra el paciente.

·  Si el estudiante se encuentra en situación de grave peligro para su vida, recibirá atención médica en el hospital público más cercano. Pero tras su recuperación se le exigirá el pago de los gastos médicos.

·  En caso de situación grave, y si el estudiante no dispone de seguro, será trasladado a un hospital público. Allí recibirá una atención y tratamiento muy básicos, y además se verá enfrentado a la gran masificación que sufren estos centros sanitarios.

·  Los estudiantes que sufran enfermedades crónicas o sigan un tratamiento específico, deben traer al país la medicación suficiente para su estancia, ya que es posible que en Estados Unidos no puedan recibir dichos productos.

·  Conviene aportar un informe médico (a ser posible en inglés), las recetas de las medicinas y el principio activo de las mismas, para que la autoridad médica estadounidense sepa cómo actuar.

Claves para escoger el mejor seguro

·  Si ya dispones de un seguro privado, o has escogido cuál vas a contratar, comprueba si ofrece cobertura para tu estancia en Estados Unidos. En caso afirmativo, analiza qué tipo de cobertura tiene, las enfermedades y dolencias incluidas, y hasta dónde se hace cargo la compañía.

·  Algunos seguros no cubren todos los gastos médicos, y es el estudiante quien debe iniciar dichos gastos hasta un mínimo, a partir del cual se hace cargo la póliza. Para estos casos es mejor escoger un seguro con cobertura completa.

·  El límite de gastos del seguro ha de ser lo bastante amplio. Busca una póliza con un límite muy elevado: lo más probable es que nunca alcances ese tope, pero conviene estar prevenido ante las elevadas tasas médicas de Estados Unidos.

·  La póliza ha de incluir gastos extraordinarios y conceptos añadidos, como por ejemplo gastos quirúrgicos, farmacéuticos o de hospitalización.

·  Comprueba si hay algo que excluya el seguro y si te afecta directamente. Algunas pólizas no cubren determinadas enfermedades crónicas, o accidentes derivados de prácticas deportivas.

¿Buscas subvención para tus estudios? Te informamos sobre cuáles son las mejores becas para estudiar en Estados Unidos.

El seguro Estudiantes Premium de AXA Assistance te ofrece las mejores coberturas sanitarias para estar tranquilo mientras resides en Estados Unidos. Contrátalo ya, en 3 cómodos pasos.



Calcula tu seguro

Origen

Destino

Salida Regreso
Fecha del viaje
Total asegurados
+
-

¡Apúntate a la Newsletter!

¿Quieres personalizar tus envíos?

Cargando


El formato de fecha no es válido.

La fecha de ida ha de ser menor que la fecha de vuelta.

La fecha introducida de inicio del viaje ha de ser posterior a hoy.

El número de asegurados ha de ser mayor que 0.

El número de asegurados ha de ser mayor que el numero de personas mayores de 65 años.

La duración del viaje ha de ser máximo 365 días.

Usuario o contraseña incorrectas.

Escoge un país de destino

...
Pincha aquí para el consentimiento de la incorporación de sus datos a un fichero de datos personales y al tratamiento de los mismos con la finalidad de la gestión del servicio contratado, así como la confirmación de haber leído y aceptado los términos legales y política de privacidad.
...
Sí, quiero recibir promociones y novedades, y para ello acepto el tratamiento de mis datos con fines publicitarios y promocionales, así como para la cesión de los mismos a las Entidades del Grupo