Blog de viajes | AXA Assistance

Vacaciones con niños: ¿qué debe cubrir tu seguro?

21-09-2015

Descubre por qué has de contratar un seguro para las vacaciones con tus hijos, y cuáles han de ser sus coberturas.

Viajar con niños implica que deben estar más protegidos que nunca. Descubre por qué has de contratar un seguro para las vacaciones con tus hijos, y cuáles han de ser sus coberturas.

 

Gastos sanitarios

·  Con toda probabilidad vuestras vacaciones serán tranquilas y divertidas; pero necesitas la tranquilidad de saber que, en caso de enfermedad o accidente, tu hijo va a disponer decobertura en cualquier parte del mundo.

·  Tu seguro tiene que cubrir los gastos médicos, quirúrgicos, farmacéuticos y de hospitalización, derivados de cualquier accidente o enfermedad, que le sobrevenga a tu hijo en vacaciones.

·  La cobertura debe ser lo bastante amplia, con un límite certificado al contratar la póliza. Así, en España el límite de gastos suele estar en torno a los 600 euros.

·  Tu compañía no se limitará a pagar los gastos sanitarios de tu hijo. También estará en contacto con el centro sanitario donde sea atendido, para asegurarse (a través de su propio equipo médico) de que recibe la atención apropiada.

 

Gastos odontológicos de urgencia

·  Es la Ley de Murphy: estás disfrutando de tus vacaciones y a tu hijo le sale un flemón, o se parte un diente en una caída. ¡Y tu dentista de cabecera está a cientos de kilómetros de distancia! De nuevo, tu seguro podrá ayudarte.

·  Tu póliza cubrirá los gastos odontológicos de emergencia, hasta un límite estipulado en el contrato. Eso sí: esta cobertura excluye gastos derivados de prótesis, implantes o fundas.

 

Envío de objetos olvidados

·  Llega el último día de vacaciones, y con él las prisas y enredos. Al organizar a ‘tu tropa’, vestir a los niños, preparar su equipaje y ponerte en marcha, es fácil que te olvides algo en el hotel o apartamento.

·  No lo des por perdido: tu seguro pagará los gastos de envío de ese objeto, siempre y cuando su valor sea superior a dichos gastos de expedición.

 

Anulación del viaje

·  Si antes de comenzar tus vacaciones tu hijo cae gravemente enfermo, o sufre un percance que lo lleva al hospital, lo más probable es que prefieras cancelar tu viaje. En estos casos el seguro también puede serte de utilidad.

·  La póliza debe asumir los gastos derivados de cancelar el viaje, como por ejemplo reservas o billetes de avión. Eso sí: sólo se hará cargo hasta el límite indicado al contratar el seguro.

 

Vacaciones no disfrutadas

·  En caso de que alguno de tus hijos enferme o le ocurra un accidente durante las vacaciones, puede que sea preciso llevarle de vuelta a casa. Tu seguro ha de cubrir los gastos de transporte en ese caso, pero también el reembolso de las vacaciones que os quedasen por disfrutar.

·  El reembolso no puede ser mayor que el capital asegurado por gastos de anulación, dividido entre el número de días de vacaciones, y multiplicado por el número de días restantes.

 

Responsabilidad civil

·  En vacaciones los niños se dejan llevar, y juegan sin medida. Tanto, que en su euforia pueden romper el cristal de una casa de un balonazo, o provocar sin querer el tropiezo de un anciano.

·  Son situaciones poco habituales pero probables, antes las que conviene tener un seguro con cláusula de responsabilidad civil.

·  La compañía asumirá las indemnizaciones estipuladas que tengas que satisfacer, por un importe máximo fijado en el contrato del seguro.

 

Y para estar a salvo de picadurasy mordeduras en tus vacaciones, sigue estas 11 reglas de oro.

 

Si contratas un seguro de viaje, tus vacaciones serán mucho más tranquilas. AXA Assistance te ofrece laspólizas con mejores coberturas para ti y tus hijos.

A tu lado, cada día.