Blog de viajes | AXA Assistance

Seguro de salud para expatriados: qué debe incluir

15-02-2016

A la hora de trabajar en otro país, las coberturas sanitarias son una prioridad. Te explicamos qué aspectos debes tener en cuenta sobre asistencia médica.

A la hora de trabajar en otro país, las coberturas sanitarias son una prioridad. Te explicamos qué aspectos debes tener en cuenta sobre asistencia médica, para una correcta negociación de tu expatriación.

 

La seguridad del expatriado

Cuando una empresa envía a un trabajador al extranjero se establece un compromiso por ambas partes. El trabajador ha de desempeñar con eficiencia sus funciones, mientras que su empleador tiene que contribuir a que el expatriado no tenga problemas en su internacionalización.

· Apoyo en todo el proceso de expatriación: la empresa que externalice a un trabajador debe realizar un seguimiento del expatriado, no solo profesional sino también personal. El apoyo en todas las gestiones culmina en un seguro que cubra las necesidades del trabajador.

· Cobertura para ti y tu familia: cada vez son más las empresas que recurren al envío de profesionales para su proceso de internacionalización. Entre los paquetes para expatriados es preciso incluir la cobertura sanitaria, tanto del trabajador como la de su familia.

· El destino: son pocos los países con asistencia médica pública, universal y de calidad, como ocurre en España. Para tener acceso a un sistema sanitario adecuado es preciso contar con un seguro adecuado.

 

El papel de la empresa

Al mismo tiempo que las empresas progresan en sus procesos de internacionalización, las aseguradoras también ofrecen productos acordes, destinados a cubrir las necesidades médicas de los profesionales expatriados.

· Las expectativas creadas por la empresa son importantes, pero también la satisfacción del trabajador. Un expatriado con buena cobertura redunda en un mejor desempeño de sus funciones, lo cual es beneficioso tanto para él como para su empleador.

· No todos los países tienen una asistencia médica acorde a los estándares de países como España. Es por tanto esencial para las empresas garantizar la adecuada asistencia sanitaria de los expatriados.

· Es esencial que la empresa conozca bien a dónde va a enviar al trabajador, pues de ello depende el capital que se vaya a asegurar para la asistencia médica del expatriado.

 

Aspectos a negociar

Gastos médicos: las tarifas sanitarias pueden ser muy elevadas en otros países. Tu seguro debe cubrir estos aspectos (hasta una cantidad estipulada), incluyendo los gastos de hospital, gastos quirúrgicos, medicamentos y honorarios de profesionales médicos.

Gastos de estancia de un familiar: en el caso de que expatriado esté ingresado por un periodo largo (normalmente, superior a una semana), su póliza debe contemplar el pago del transporte de un familiar que decida visitarle. El seguro también tiene que cubrir los posibles gastos de estancia del familiar, por una cantidad y tiempo limitados y estipulados.

Repatriación sanitaria: si el expatriado necesita volver a su país para proseguir con un tratamiento, el seguro ha de cubrir los gastos de repatriación, así como realizar un seguimiento del proceso. En esos gastos también se ha de incluir el traslado de vuelta del familiar, en caso de que se haya desplazado para estar junto al expatriado.

Repatriación de fallecidos: sería muy desafortunado que el expatriado falleciese estando en el extranjero. Pero de darse el caso, el seguro tiene que realizar las gestiones de repatriación del fallecido, así como cubrir los gastos derivados.

Un límite suficiente: no es lo mismo ser expatriado a un país de la Unión Europea, que a un lugar como Estados Unidos. Debes tener la certeza de que el límite establecido en la póliza es el adecuado para cubrir la asistencia médica en tu destino.

A tu lado, cada día.