Blog de viajes | AXA Assistance

Técnicas de organización para estudiar

19-12-2016

¿Te cuesta estudiar? en AXA Assistance te explicamos las mejores técnicas de organización para facilitar el proceso de estudio y obtener resultados óptimos.

Una de las claves para obtener buenos resultados académicos consiste en tener una buena organización personal. Como estudiante, surgen dudas y problemas de concentración, por tanto, se hace fundamental implementar técnicas de organización diarias. 

Los métodos de organización no sirven para todos los estudiantes, cada uno tiene sus propias peculiaridades. Bien es cierto que la organización por procesos es aplicable a todo tipo de personas y es efectiva. 

Técnicas de organización para estudiar

•    Ordenar los apuntes: poner en orden los apuntes por fechas, por temática y por dificultad. 

1.    Fechas: sirven para ordenar los apuntes y hacernos una idea del día en que recibimos la clase. 
2.    Temática: es fundamental ordenar por temas. Cada temario tendrá su hoja de inicio y su hoja de fin. 
3.    Dificultad: se puede indicar con un post-it rojo la dificultad del temario. Sirve para dedicar más tiempo a esta asignatura y para estudiarla entre asignaturas más sencillas. Así conseguimos una mayor concentración además de resultados óptimos.                                          

•    Organizar el espacio de estudio: la organización personal del lugar donde vamos a trabajar, ayuda a la concentración.

 

•    Distribuir el tiempo: analizar el tiempo que tenemos y distribuirlo según temario y disponibilidad. Por días, por temática y por         dificultad.

1.    Días: la organización personal por días es fundamental para finalizar la semana con el temario aprendido. Evaluar la cantidad, ayuda a organizar y distribuir mejor el tiempo.                  

2.    Temática: seguir un orden, es decir, nunca dejar un temario sin aprender en el día. Sólo se dejaría el temario para otro día, si fuese largo.                                           

3.    Dificultad: aunque sigamos un orden de temario, siempre conviene dedicar más tiempo a este tipo de asignaturas. Por tanto, se dedicará más tiempo y posiblemente días a los temarios más difíciles.                                          

•    Esquemas: los esquemas nos sirven para tener un mapa mental de la estructura de la asignatura con todos sus temarios. También ayuda a la hora del examen a tener una mejor visión mental de las preguntas. Los resultados que se obtienen con                         esquemas son favorables. 

•    Organización mental: tener siempre una actitud positiva ante los estudios ayuda a tener una mejor organización mental. Estudiar es sinónimo de aprender, de enriquecimiento y de amplitud de conocimientos que nos van a valer para el futuro.

Si en el momento de ponernos a estudiar estamos motivados, no perdemos tiempo en estudiar lo que no necesitamos aprender. Somos más productivos y más receptivos.                                  

•    Organizar los descansos: en todas las técnicas de organización, es necesario el descanso. Realizar pausas entre asignaturas de cinco minutos. Despejarse durante 30 minutos si ha sido un estudio intenso saliendo a la calle. Y volver a empezar. 

Ese tiempo de descanso, se puede dedicar a evaluar lo aprendido y lo que queda por estudiar. Ser consecuente con los pros y los contras de nuestra manera de organización personal para mejorar.                                        

•    Cumplir objetivos: los métodos de organización nos llevan a organizar los objetivos a los que queremos llegar. Se hace necesario cumplir dichos objetivos para la correcta gestión del tiempo. Nunca debe ser una obsesión, si no se cumplen, se recomienda evaluar los inconvenientes que han surgido y solucionarlos para que no se vuelvan a repetir.                                  

En AXA Assistance te hemos dado las pautas para aplicar las mejores técnicas de organización para estudiar. Entra y contrata ya un seguro de estudiantes con las mejores condiciones.

 

A tu lado, cada día.