Consejos para estudiar: cómo mejorar la concentración y el aprendizaje

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Viaja tranquilo con nosotros

Consejos para estudiar: cómo mejorar la concentración y el aprendizaje

viernes, 09 de octubre de 2015

Consejos para estudiar: cómo mejorar la concentración y el aprendizaje

Te proponemos una serie de trucos para estudiar y que te cunda más, con consejos para concentrarte y exprimir tus horas de estudio.

La zona de estudio

·  Para crear un hábito debes estudiar siempre en el mismo lugar. Usa siempre la misma habitación, tan aislada como sea posible de los ruidos ambientales. Asimismo, has de estudiar siempre en unas horas concretas, y no con un horario cambiante.

·  La luz debe ser la más adecuada: luz natural pero no excesiva durante el día; y para la noche, una luz tenue, como la de un flexo de 60 vatios. La temperatura también ha de ser la correcta: evita las corrientes o la calefacción demasiado potente.

·  Para que tu postura sea correcta, siéntate con el tronco estirado y apoyando la espalda en el respaldo. Evidentemente has de sentarte en una silla: si estudias en el sofá o la cama podrías favorecer el sueño.

Pautas esenciales

·  Planificación. Una vez tengas definidos tus objetivos, prepara un calendario de estudio. En él deben constar las fechas de cada examen, así como el tiempo disponible de estudio. Pero atención: ese tiempo debe incluir periodos de ocio y descanso, o de lo contrario te verás saturado.

·  Usa siempre tus propios apuntes. Si quieres entender el material de estudio y realizar resúmenes del mismo, necesitas unos apuntes reconocibles, en lugar de unos que requieran ser ‘descifrados’. Si por cualquier motivo recurres a los apuntes de otra persona, antes debes pasarlos a limpio, preferiblemente a través del ordenador. Además, ese proceso servirá como un repaso extra. 

·  Leer y aprender. Realiza una primera lectura que sirva como toma de contacto, para hacerte una idea aproximada del contenido. Después debes efectuar una lectura comprensiva, centrando toda tu atención en las materias más destacadas.

·  Utiliza un método combinado. Para facilitar el aprendizaje de la materia, tienes que seguir estos pasos: leer, subrayar, resumir y hacer un esquema. Poco a poco este método se convertirá en un hábito, y estudiarás de forma más rápida y eficaz.

·  Date pequeñas recompensas. Cada vez que alcances un objetivo de estudio, puedes ‘autopremiarte’. Un pequeño refrigerio, un descanso o un momento de ocio pueden ser excelentes motivaciones a la hora de estudiar. Eso sí: prescinde de estos premios si no cumples tus metas.

Mejorar la concentración

·  Evita la música. Necesitas centrar toda tu atención en tus libros y apuntes, por lo que canciones y melodías pueden ocupar tu pensamiento. Si eres un melómano sin remedio, escucha en todo caso música clásica, y a bajo volumen.

·  La voluntad es esencial. Ejercita tu fuerza de voluntad y motívate para estudiar. Tu cerebro a veces tratará de ‘engañarte’, proponiendo distracciones del esfuerzo que conlleva estudiar. Evita esas tentaciones centrándote en tus objetivos: apúntalos y tenlos siempre delante, para recordar por qué estás estudiando.

·  Nada de preocupaciones. ¿Tienes algún problema pendiente, algún asunto acuciante o cualquier preocupación no relacionada con los estudios? Resuélvela antes de empezar a estudiar. De lo contrario, ese problema ocupará tu mente y te distraerá en todo momento.

·  Todo a mano. Has de tener a tu alcance todos los apuntes, notas y libros necesarios. Asegúrate de que todo el material está a mano, y no rompas la concentración en el estudio levantándote continuamente de la silla.

·  Duerme un mínimo de 8 horas. El descanso es fundamental: no solo evitarás estudiar en baja forma, sino que dormir es un gran reconstituyente para tu cerebro, que ‘almacenará’ mejor todo lo estudiado el día anterior.

Y para que tengas todo bajo control, te damos 10 consejos esenciales para afrontar los exámenes.

Con los seguros Estudiantes Premium de AXA Assistance, consigue las mejores coberturas. Contrátalo ya, en 3 cómodos pasos, y afronta con tranquilidad tus exámenes en el extranjero.









Artículos relacionados

Calcula tu seguro

Origen

Destino

Salida Regreso
Fecha del viaje
Total asegurados
+
-

Cargando