• VIAJAR, TU MEJOR EXPERIENCIA

  • DESDE 1,20€ AL DÍA

Seguro de viaje a Suiza

Coberturas del Seguro de Viaje por Ocio

  • Gastos médicos hasta 1.000.000€

    Elige la cobertura de gastos médicos que más se adecúe a tus necesidades

  • Repatriación incluida

    Gastos de repatriación sanitaria incluidos en caso de que lo necesites

  • Seguro de equipajes

    Seguro de equipajes

    Hasta 1.500€ de cobertura en caso de robo o pérdida de equipaje

  • Regreso anticipado

    Gestionamos el regreso a casa en caso de hospitalización de un familiar

  • Responsabilidad Civil

    Cobertura de hasta 60.000€ de responsabilidad civil privada

  • Prolongación de estancia

    Hasta 2.000€ de prolongación de estancia por prescripción médica

¿Por qué necesito un seguro de viaje para viajar a Suiza?

Viajar con seguro de viaje es importante, ya que te asegura recibir la mejor atención sanitaria allá donde vayas. Recuerda que también tendrás protegido tu equipaje y viajarás seguro sabiendo que ningún imprevisto médico arruinará tu bolsillo.

Desde 1,20€ al día

¿Estás planeando viajar a Suiza?

Suiza es un país pequeñito, pero que merece mucho la pena visitar. Es un país muy cómodo para vivir y un destino ideal para los viajeros. Territorio montañoso  rodeado por los Alpes. Famoso por su exquisito chocolate y por los relojes, Suiza es un país que debes conocer y disfrutar. Los pueblos medievales, su entorno montañoso, los espectaculares lagos y algunos pequeños pueblos con mucho encanto son las joyas del país.

Para viajar a Suiza es más que recomendable contratar un seguro de viaje, pues se rigen por un sistema sanitario privado, e incluso los residentes pagan una cuota mensual por tener acceso al sistema sanitario. De hecho, con el paso de los años, los suizos se quejan del incremento de esta cuota y existe mucho debate al respecto en diferentes foros.
Por ello, si viajas a Suiza, la mejor opción es contratar un seguro de viaje que ahorre costes inesperados a tu bolsillo. Piensa que cualquier consulta médica, o de un especialista puede ocasionar costes elevados, y nunca sabemos cuándo puede surgir un imprevisto. Una simple torcedura de tobillo puede arruinar tus vacaciones, asique mejor no cargar con gastos inesperados y tener asegurada la asistencia sin costes, habiendo contratado tu seguro antes de viajar.

Coberturas de nuestro seguro de viaje:

- Asistencia médica u hospitalización hasta 1.000.000€. Estarás cubierto ante cualquier visita médica que debas hacer o si surge algún gasto médico de urgencia por hospitalización e incluso intervención quirúrgica.

- Equipaje: Tendrás tu equipaje asegurado ante cualquier robo o pérdida de equipaje. Tus pertenencias son importantes y por ello las aseguramos para poder protegerlas.

- Gastos de repatriación sanitaria. Si por enfermedad el médico recomienda el regreso al país de origen corremos con los gastos.

- Envío de efectos olvidados en el hotel.

- Adelanto de fondos en caso de robo de medios de pago.

- Asistencia Jurídica telefónica en español.

- Gastos de gestión por pérdida/robo de documentación oficial.

- Gastos odontológicos de urgencia.
 

Algunos rincones que no puedes perderte

Te dejamos algunos de nuestros rincones que no puedes perderte en tu viaje a Suiza:

- Lucerna:  Es una de las ciudades medievales más bonitas de Europa. Deberás visitar su catedral, el monumento al león moribundo y el puente de la capilla – Kappelbrucke.
Es una ciudad bañada por el Lago de los Cuatro Cantones, y tiene rincones sorprendentes donde perderse.

- Interkalem: Es un valle rodeado de montañas alpinas que no te dejará indiferente. El encanto del lugar es el entorno natural que la rodea con los lagos de Thun y Brienz, ciudades que también tienen un encanto particular.
Recomendable un paseo en barco por los lagos, perderte haciendo senderismo o dar una vuelta en bici disfrutando del paisaje.

- Berna: Es la capital del país y una de las ciudades más bonitas de Suiza. Podrás disfrutar de unas vistas espectaculares en el mirador de Rosengarten, o perderte por sus calles disfrutando de la arquitectura medieval.

- Castillo de Chillón: Según opina la mayoría un lugar imprescindible en tu visita a Suiza. Está construido junto al lago alpino Lemán, y si te impresiona por fuera, también tiene un interior sorprendente, que conserva habitaciones del siglo X, su prisión y lugares de defensa. Desde el interior, en sus torres, tendrás unas vistas del lago espectaculares.

- Valle de Lauterbrunnen: Otro de los imprescindibles. Acoge 72 cascadas.
La más nombrada sin duda los Saltos del Trümmelbach, la mayor cascada subterránea de Europa. Podrás subir en funicular al bonito pueblo de Murren, con casitas de madera con vistas a los Alpes. Si viste Heidi, este es sin duda el paisaje que se te viene a la mente cuando piensas en ella corriendo por las praderas.

Sin duda podríamos seguir recomendando rincones idílicos como Friburgo, Zermatt, Zurich o las Cataratas del Rin. Nuestra recomendación es que cojas una guía de viaje y señales tus lugares favoritos. No dejes de explotar todo lo que este país nórdico te ofrece y pon a prueba tu sentido de la vista con todos los impresionantes paisajes que tendrás a tu alcance.
 

Consejos de viaje:

Lo primero que debes hacer cuando planifiques tu viaje es elegir bien el aeropuerto de llegada. Suiza tiene 5 aeropuertos, dos de ellos internacionales, asique piensa bien dónde quieres empezar tu aventura:

- Aeropuerto Internacional de Ginebra: Situado a muy pocos kilómetros del centro de la ciudad, y en la parte francesa de Suiza.

- Aeropuerto internacional de Zurich: Es el aeropuerto más grande de toda Suiza, y está situado en Kloten, en la parte alemana.

- Aeropuerto de Basilea-Mulhouse: Situado en la parte Sur de Alsacia, en Francia. Es un aeropuerto fronterizo entre Francia y Suiza.

- Aeropuerto de Berna: Situado en Berna.

- Aeropuerto de Lugano: Ubicado en la parte italiana, en Lugano.


La moneda oficial en Suiza es el franco suizo (CHF). A día de hoy el cambio es 1 € = 1,06223 CHF. Es recomendable pagar con tarjeta ya que sale mejor al cambio y es aceptada en casi todas partes, siempre es conveniente llevar dinero en metálico para imprevistos o sitios donde no se pueda pagar con tarjeta.


El idioma:  francés, italiano, alemán y romanche. Según la zona por la que te muevas escucharás uno u otro, pero podrás defenderte en casi todas partes si hablas inglés.


Los horarios: deberás tener en cuenta que no se parecen nada a los españoles. La jornada laboral empieza a las 7-8 de la mañana, se come a las 12h y se cena a las 18h. Por tanto, ten en cuenta que muchos comercios cerrarán a las 20h.

Hay parquímetros en todas partes. Hasta en los pueblos más pequeños el aparcamiento es de pago. Si vas a moverte en coche no te olvides de este pequeño detalle.


En cuanto al alojamiento la opción más recomendable son los Bed & Breakfast- alojamiento en casa de una familia que te incluye el desayuno a un precio más asequible que un hotel. Además tendrás la oportunidad de conocer un poco más la cultura del país.


La gastronomía suiza tiene influencias alemanas, italianas y francesas y por ello tiene una fusión bastante característica. Lo más característico como riqueza gastronómica suiza es el queso, el chocolate y el Rösti – una especie de tortilla de patatas hervidas o crudas, fritas en mantequilla o aceite caliente.


Seguro que cuando vuelvas a casa después de haber degustado estos manjares suizos, querrás llevar de recuerdo a tus familiares o amigos, algún suvenir. Si quieres comprar queso o chocolate a buen precio lo mejor es que lo compres en los supermecados, en lugar de recurrir a las tiendas típicas de regalos donde te costará mucho más caro.

Curiosidades del país:

Te ponemos al día de algunas curiosidades del país. Cuando te presentan a alguien hay que dirigirse de “usted” y normalmente el saludo es darse la mano. En suiza la gente no se saluda con dos besos. Tienen como costumbre los tres besos cuando tienen mucha confianza con alguien.

En Suiza no corren las cortinas. Esto hace que puedas ver lo que ocurre dentro de las casas gracias a las enormes cristaleras típicas de su arquitectura.

En las casas suizas lo habitual es descalzarse al entrar. Como en otros países de Europa lo tienen como hábito, de esta forma mantienen el suelo limpio y cuidado.

Haciendo honor a la fama de los relojes suizos, son una población muy puntual, no soportan la impuntualidad. Además de ser muy civilizados y educados. Si vives una temporada en Suiza o te alojas en una casa particular durante tu estancia, ten en cuenta que son muy celoso con los ruidos, si tienes en mente armar algo de follón u organizar una fiesta deberás avisar a tus vecinos o llamarán a la policía.

Asique ya sabes, disfruta de la naturaleza, piérdete por sus calles y pueblos medievales, disfruta también de sus ciudades emblemáticas, de su gastronomía y su cultura, cíñete a los horarios típicos para no quedarte sin comer ningún día y tráete chocolate para tus amigos y familiares, eso sí del supermercado, no de tiendas de suvenir. Pero ten en cuenta en tu viaje que Suiza se rige por el orden y la hospitalidad, allá donde fueras haz lo que vieras.

 

        Cada viaje es un mundo, vívelo tranquilo, y asegura tu mejor experiencia.

 

*Precio mostrado para destino Europa a partir de 80 días.

Otros destinos que pueden interesarte...