Blog de viajes | AXA Assistance

Motivos por los que viajar a las Islas Galápagos

17-04-2020

Las Islas Galápagos son uno de los paraísos terrenales del planeta. Viaja de forma segura a sus principales atracciones turística con estos consejos.

Viajar a las Islas Galápagos es un viaje soñado que muchos turistas tenemos en nuestra lista deseos. Disfrutar de su biodiversidad cautivadora donde viven dos mil especies endémicas, de sus variopintos paisajes y sucumbir a los encantos de sus restos arqueológicos. ¿Quién puede resistirse a este magnífico destino?

Las Islas Galápagos es un archipiélago ubicado en el océano Pacífico a más de 900 kilómetros de la costa ecuatoriana. Se compone de trece islas grandes, seis medianas y unos doscientos islotes. Ha sido declarada, en su 97 % de superficie, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1978. En ella podrás encontrar, pingüinos Galápagos, leones marinos, los pinzones de Darwin, tiburones, tortugas gigantes, lobos marinos y una naturaleza abrumadora.

El archipiélago es un parque nacional, mientras que el mar es una reserva marina. Sólo cuatro de sus islas están habitadas. Sus paisajes son áridos con enormes larvas, bosques de cactus, conos volcánicos y formaciones rocosas. En cambio, su paisaje marino deslumbra por sus arrecifes de coral, fondos rocosos, paredes verticales y volcanes subterráneos.

 

Qué ver en las Islas Galápagos

Muchos son los motivos para visitar el archipiélago en el que Charles Darwin elaboró su teoría de la revolución de las especies. Viajar a las Islas Galápagos es toda una aventura para disfrutar con la seguridad que te proporciona un seguro de viaje. Os compartimos algunos de los destinos más destacados del archipiélago:

  • Isla Seymour: encontrarás el pez espada, lobos marinos y aves patiazul, además de bucear entre tiburones de arrecife situados en la parte interior del acantilado y peces tropicales.
  • Isla Bartolomé: lo más sorprendente son sus paisajes naturales y poder nadar con los pingüinos. Recomendamos subir a la cima del Volcán Roca Pináculo, las vistas son maravillosas.
  • Isla Isabela: merece la pena explorar las lagunas escondidas y las cuevas del Zodiaco, pero sobre todo avistar delfines, ballenas y peces luna.
  • Isla Santiago: conocida por los cangrejos Sally Lightfoot y los lobos marinos que encontrarás en las piscinas de marea y sus cuevas bajo el nivel del mar.
  • Islas Sombrero Chino: su nombre se debe a los volcanes que asemeja su forma a los sombreros chinos. Es una isla perfecta para practicar snorkel y kayak.
  • Isla Santa Cruz: donde se encuentran la mayor población de crías de animales autóctonos en peligro de extinción y tortugas gigantes. No puedes dejar pasar la oportunidad de visitar la Estación Científica Charles Darwin, el centro principal de investigación biológica de las Islas Galápagos.
  • Isla Rábida: la recomendamos especialmente para practicar buceo, pero llama mucho la atención por sus playas de arena rojiza y brillante, recuerdan a Marte. Su color se debe a los volcanes.
  • Isla Genovesa: Perfecta para hacer kayak y snorkel, entre sus variedades autóctonas encontrarás gaviotas y búhos de orejas cortas y patas rojas.
  • Isla Floreana: conocida por avistar leones marinos y recomendada para bucear.
  • Isla Fernandina: lugar para ver cangrejos de Sally Lightfoot, iguanas y lobos marinos.

 

 Cómo llegar a las Islas Galápagos

La única manera de llegar a las Galápagos es mediante Quito o Guayaquil, eso quiere decir que tienes que reservar dos vuelos, uno a Ecuador y otro para ir a las Islas Galápagos. En Galápagos, hay dos aeropuertos, el de Seymour donde van los principales vuelos y el Aeropuerto de San Cristóbal que caminando o en taxi llegas al principal poblado de la Isla que está habitada, el Puerto Baquerizo Moreno.

Si coges un vuelo al Aeropuerto Seymour en la Isla Baltra, deberás coger un taxi marítimo para llegar al Puerto Ayrora en la Isla Santa Cruz que es donde se encuentran la mayoría de los hoteles.

Si partes desde el Aeropuerto de Guayaquil debes rellenar un documento el TCT, una Tarjeta de Control de Tránsito que cuesta unos 10 dólares. Cuando entras en las Islas Galápagos, hay que pagar otra tasa de entrada.

Para poder visitar Galápagos, al ser un parque nacional, hay que cumplir una serie de normas. Hay un número máximo de grupos para entrar al mismo tiempo en los 70 lugares autorizados para ser visitados. Esto quiere decir que siempre tendrás que ir con guía y que el movimiento libre está prohibido, excepto en los poblados habitados con un pase especial de las oficinas de los guardaparques. Como dato curioso, el número total de turistas al año son de 110.000, llegando en ocasiones a los 200.000.

 

Datos a tener en cuenta: seguro, visado y pasaporte, climatología

Los turistas extranjeros deben tener una póliza de seguro de salud privado, requisito obligatorio para poder entrar a las Islas Galápagos. Además, no es necesario solicitar un visado siempre y cuando la estancia no supere los 90 días. Tan sólo es necesario el pasaporte con una vigencia de seis meses y mostrar la reserva de vuelo de vuelta.

La temperatura no varía mucho entre los meses más cálidos y los más fríos, aunque sí que recomendamos algunos meses para visitar. Las mejores épocas para viajar a las Islas Galápagos son del mes de abril a junio en el que comienza la reproducción de la vida marina, y de noviembre a diciembre que coincide con el cortejo de las aves marinas.

Con todos estos tips y tu seguro de viaje, ya está todo preparado para el gran viaje. ¡A disfrutar!

A tu lado, cada día.