Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Técnicas de estudio para estudiar en Navidad, consejos muy útiles

Técnicas de estudio para Navidad

Publicado el 01/12/2016

La Navidad para los estudiantes supone volver a casa para estar con la familia y amigos, descansar y divertirse. Pero a la vuelta, están los temidos exámenes y supone una complicación compaginar la Navidad con los estudios. Muchos se dan cuenta que necesitan técnicas de estudio para aprender a estudiar.

Técnicas de estudio para aprender a estudiar en Navidad

Organización:

Es clave que estés organizado. Pon al día tus apuntes, distribuye los días según asignatura e importancia de las mismas. Elabora un plan de estudio. Si te faltan apuntes, enseguida ponte a recopilar y completar los temas pendientes. Y amplia con bibliografías recomendadas. Es importante seguir un orden estructurado todos los días.

Sin agobios:

Es fundamental no estresarse. Tomarse el momento de estudio como un aprendizaje positivo para tu formación y no como una obligación. Si alguna asignatura es más aburrida, se pueden crear grupos de estudio con compañeros para que la tarea sea más amena. Diversión y aprendizaje asegurado.


Trabajos:

Conviene intercalar días para estudiar y días para realizar los trabajos pendientes. Los trabajos son una fuente de aprendizaje, además de suavizar la tarea de estudiar.

Mesa de trabajo:

Es recomendable elegir un sitio de estudio dónde se esté más cómodo, con luz, sin distracciones, sin ruidos y sin nada que suponga un agobio. Hay estudiantes que prefieren estudiar en bibliotecas. Cada persona tiene un sitio especial de concentración.

Descansos:

Ya que son tres semanas de vacaciones navideñas, hay tiempo suficiente para salir, despejarse, disfrutar y estudiar. Conviene estipular unas horas de estudio y otras de descanso. Madrugar supone una ventaja, porque cuando todos duermen, tú estás estudiando, y así cuando despiertan, tú puedes descansar con tus amigos o familiares. Recomendamos, 1 hora de estudio con una pausa de 5 min o 10 min. Descanso de 30 min y vuelta a estudiar. La misma pauta el día que toque realizar trabajos.

Ayuda:

Pedir ayuda a un compañero con alguna asignatura que nos resulta más complicada, es la mejor decisión que se puede tomar. Hay estudiantes que van a academias para reforzar esas asignaturas más duras. Incluso, los coaching en técnicas de estudio son una tendencia.