Recomendaciones médicas para vuelos de larga duración

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el "análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El blog de viajes de AXA Assistance

Recomendaciones médicas para vuelos de larga duración

lunes, 10 de noviembre de 2014

Recomendaciones médicas para vuelos de larga duración

¿Vuelo de larga duración?

Sigue estos consejos para que tu viaje en avión sea confortable.

  • Para evitar constipados, lleva contigo una prenda para abrigarte, o utiliza la manta que proporciona la aerolínea cuando notes que baja la temperatura, ya que en altitudes elevadas el frío es habitual.
  • Para evitar la deshidratación y que se te taponen los oídos, bebe líquidos durante el vuelo, sobre todo en el momento del despegue y del aterrizaje.
  • Para evitar dolores de espalda y cuello, siéntate siempre con una postura correcta. Lo ideal es mantener la espalda recta apoyada en el respaldo y los pies apoyados en el suelo. También se debe mantener el cuello flexible, moviéndolo y estirándolo de vez en cuando.
  • Para evitar problemas de circulación, procura usar ropa cómoda y holgada. Levántate a pasear cada dos horas. Flexiona y extiende las piernas y los pies de vez en cuando y mueve los tobillos y los dedos mientras estás sentado.
  • El Síndrome de la Clase Turista

    Tener las rodillas flexionadas y las piernas inmóviles durante un largo tiempo aumenta el riesgo de sufrir trombosis venosa profunda, conocida como el “síndrome de la clase turista”. El dolor, la hinchazón y el enrojecimiento de las piernas son algunos de sus síntomas.

    Tienen más riesgo de padecer 
    este síndrome las personas obesas, las que toman anticonceptivos o reciben terapia hormonal, las que sufren enfermedades varicosas o insuficiencia cardíaca, embarazadas y fumadores, recientemente operados con anestesia general, con traumatismo en las extremidades inferiores, miembros inferiores inmovilizados o enfermedades oncológicas.


    Para evitarlo:

  • Da paseos por la cabina cada una o dos horas. Elige asientos junto al pasillo para tener más movilidad.
  • No reduzcas tu movilidad colocando equipaje debajo del asiento delantero. 
  • No te sientes con las piernas cruzadas o dificultarás el riego sanguíneo.
  • Para dormir durante el vuelo, procura tener las piernas estiradas y relajadas.
  • Ejercita la pantorrilla: eleva los dedos de los pies como si fueses a caminar con los talones, y después eleva los talones igual que si caminases de puntillas.
  • Si tienes factores de riesgo de trombosis, consulta con tu médico antes de realizar el vuelo.
  • Viaja seguro a cualquier rincón del mundo con AXA Assistance. Contrata ahora tu seguro de viajes para disfrutar de las mejores coberturas sanitarias.









    Artículos relacionados

    CALCULA TU SEGURO

    Origen            España

    Destino

    Salida

    Regreso

    Fecha del viaje
    Total personas aseguradas
    +
    -
    Asegurados mayores de 65 años
    +
    -

    Cargando