10 trucos para combatir el jet lag

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el "análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Viaja tranquilo con nosotros

10 trucos para combatir el jet lag

jueves, 08 de enero de 2015

10 trucos para combatir el jet lag

Si vas a viajar a una zona lejana en otro huso horario, estos consejos para evitar el jet lag te permitirán combatir sus molestias.

  1. Adaptación. Debes adaptarte a tu nuevo horario con al menos una semana de antelación. Empieza poco a poco, acostándote y despertándote más tarde o más temprano, en función de tu destino.
  2. Descansar antes del vuelo. Tienes que afrontar tu viaje de forma relajada: no pienses cuánto dura el jet lag. Duerme al menos siete horas antes de tu vuelo, y así tu cuerpo podrá afrontar con fuerzas síntomas del jet lag como el cansancio y la desgana.
  3. El nuevo horario empieza al embarcar. No estés dándole vueltas a tu nuevo horario antes del viaje. Realiza el cambio de hora de tus relojes una vez estés a bordo del avión, y no antes. A partir de ese momento, rígete por el horario de tu destino.
  4. Hidratación. La deshidratación es un factor determinante en el jet lag, y la atmósfera del interior del avión siempre es seca. Bebe a menudo para estar bien hidratado, contribuyendo así a reducir el impacto del jet lag.
  5. Descansa en el avión. Procura dormir durante el vuelo: usa una almohada cómoda, tapones y un antifaz para descansar bien. Evita las bebidas con cafeína y el alcohol, pues afectarán a tus patrones de sueño.
  6. Escalas. Si puedes pasar al menos un día en un destino intermedio en el que hagas escala. De ese modo tu adaptación al jet lag será casi perfecta. 
  7. Olvida tu horario habitual. Adapta tu mente al nuevo horario, sin pensar qué hora será en tu país de origen. También debes hacer que tu cuerpo acepte el nuevo horario: intenta comer y dormir siguiendo el horario local. 
  8. Un poco de ejercicio. Una vez en tu destino, realiza ejercicios moderados (estiramientos, caminar) para generar endorfinas, eliminar la rigidez y sentirte mejor. ¡Y nada de siestas! Si tienes molestias como jaqueca o mareo, puedes recurrir a tu botiquín de viaje.
  9. Alimentación. evita las comidas pesadas, sobre todo a la hora de cenar, para facilitar la digestión. Toma desayunos ricos en proteínas y melatonina (que ayuda a regular el sueño), con abundante fruta, huevos y frutos secos.
  10. Luz solar. La exposición a los rayos del sol es muy beneficiosa para combatir los síntomas del jet lag, pero siguiendo unas normas. Si viajas al este, evita la luz solar por la mañana y recibe toda la que puedas por la tarde. En cambio, si viajas al oeste, evita la luz al final de la tarde y búscala después de comer. 

Con AXA Assistance tendrás la mejor cobertura para tus vacaciones y desplazamientos. Contrata ya tu seguro de viajes y disfruta de la máxima tranquilidad.









Artículos relacionados

CALCULA TU SEGURO

Origen            España

Destino

Salida

Regreso

Fecha del viaje
Total personas aseguradas
+
-
Asegurados mayores de 65 años
+
-

Cargando