Consejos prácticos superar el miedo a volar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el "análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Viaja tranquilo con nosotros

Consejos prácticos superar el miedo a volar

jueves, 26 de noviembre de 2015

Consejos prácticos superar el miedo a volar

Si te asusta ir en avión y no tienes más remedio que usar este medio de transporte, estas recomendaciones te ayudarán a enfrentarte a tus temores.

Nada de excesos

Una comida copiosa puede producir una digestión pesada, algo que puede empeorar tus nervios por volar. Del mismo modo, tomar alcohol puede fomentar los pensamientos negativos y difíciles de controlar. Y por supuesto, evita las bebidas con cafeína que puedan excitarte demasiado.

Evita el estrés adicional

Afrontar tu miedo a volar requiere que no añadas más estrés por otros motivos. Evita llegar al aeropuerto con el tiempo justo: adelántate a la hora recomendada y relájate mientras esperas tu vuelo. Procura también facturar tu equipaje con antelación, no ser el último en las colas de espera, e ir al baño sin prisas antes de volar. Contrata un seguro de cancelación, para evitar imprevistos. Ah, y ten la documentación y billetes siempre a mano.

Ante todo, comodidad

Para volar debes escoger ropa ligera y cómoda, que te ofrezca libertad de movimientos y no obstaculice la circulación sanguínea. Recuerda también que, si el vuelo es largo, debes dar pequeños paseos por el pasillo y mover brazos y piernas.

No te sientes junto a la ventanilla

Las personas con miedo a volar suelen vigilar a menudo que el vuelo va bien, y miran por la ventanilla, convencidos de que las alas pueden romperse o un motor se ha incendiado. Es algo que no puedes controlar, de modo que evita esta ansiedad sentándote lejos de la ventanilla, y más próximo a otras distracciones.

Controla tu respiración

En los momentos del despegue y el aterrizaje, trata de respirar profundamente. Debes hacer respiraciones profundas: inspira hondo, mantén el aire un segundo y exhala completamente, todo por medio de la respiración abdominal. Verás cómo poco a poco te sientes más relajado, y con la situación bajo control.

Comparte tus temores

No sientas vergüenza por confesar tu miedo a volar. Azafatas, sobrecargos y el resto de personal de vuelo están familiarizados con estas situaciones, y harán todo lo posible para que te sientas mejor.

Busca distracciones

Para mantener la ansiedad a raya, nada como una buena distracción. La música por ejemplo genera emociones positivas y puede ser relajante, sobre todo en el despegue y el aterrizaje (los momentos de mayor estrés). Libros, películas o series también son buenas opciones para mantener tu mente ocupada. Y si eres sociable, entabla conversación con tu vecino de asiento para abstraerte del vuelo.

Mantén la calma en las turbulencias

Cuando un avión atraviesa zonas inestables se producen pequeños temblores. Son completamente normales, pero si te producen inquietud, respira hondo, busca distracciones y, si puedes, busca asiento entre las alas del avión (es la zona más estable). Recuerda que los pilotos están preparados para estas situaciones, por lo que no va a ocurrir nada malo.

Y si te espera un vuelo de muchas horas, aquí te ofrecemos 10 trucos para combatir el jet lag.

Con AXA Assistance tendrás la mejor cobertura para tus vacaciones y desplazamientos. Contrata ya tu seguro de viajes y disfruta de la máxima tranquilidad.









Artículos relacionados

CALCULA TU SEGURO

Origen            España

Destino

Salida

Regreso

Fecha del viaje
Total personas aseguradas
+
-
Asegurados mayores de 65 años
+
-

Cargando